Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

  • Enviar vía mail 
  • Compartir en Facebook 
  • Compartir en Twitter 
  • Compartir en Meneame 
  • Compartir en Delicious   

Encontrar montañeros perdidos a través del móvil

02/12/2015

LifeSeeker es una estación de telefonía base aerotransportada, capaz de dar cobertura en un área que se mueve con helicóptero en el que viaja. Su aplicación más vistosa es la búsqueda de montañeros perdidos que dispongan de un móvil, independientemente de si tiene cobertura en ese momento. El propio LifeSeeker dota de cobertura al terminal y lo geolocaliza, permitiendo encontrar más fácilmente a la víctima e incluso estableciendo un canal de comunicación.

LifeSeeker es un producto de la ingeniería Centum desarrollado en colaboración con la empresa vasca System-on-Chip engineering, que contó con la colaboración de varios docentes e investigadores de la UPV/EHU.

System-on-Chip engineering (SoC-e) es una spin-off de la UPV/EHU que surgió por iniciativa de profesores del Departamento de Tecnología Electrónica. Su ámbito de trabajo es el diseño y desarrollo de sistemas críticos de comunicación. Sus productos electrónicos están orientados a resolver los retos de sectores punteros como el de la energía, la fabricación avanzada (también llamada “Industria 4.0”) y el aeroespacial. Llevan ya 5 años trabajando en distintos proyectos, su tecnología se utiliza en 14 países y actualmente la empresa emplea a 10 profesionales a tiempo completo.

Su oferta se basa en la tecnología electrónica de dispositivos reconfigurables (FPGA) que pueden ser programados para cumplir con tareas muy diferentes. SoC-e trabaja, por ejemplo, para ámbitos como la energía y las redes inteligentes, en el que diseña productos electrónicos que permiten enviar información sobre el funcionamiento de una planta eléctrica en tiempo real.

Lógica reconfigurable

Cada proyecto es diferente y, por lo tanto, requiere conocimientos muy especializados. Su estrecha colaboración con la UPV/EHU le permite localizar a los expertos que necesita el proyecto en los distintos departamentos y establecer contratos de colaboración con ellos mediante las oficinas de transferencia de conocimiento. Puesto que los tiempos de desarrollo de productos en electrónica cada vez son más cortos, cobra mucha importancia el concepto de empresa extendida, que colabora con otras empresas, centros tecnológicos y con la universidad según las necesidades de cada proyecto.

Para los profesores que participan en estos proyectos, esta colaboración también tiene ventajas. Por una parte, ponen en práctica el conocimiento especializado que tienen en su área. Por otra, supone una forma de estar en contacto con la última tecnología del mercado y de mantener líneas de investigación estables en el tiempo. En palabras de Armando Astarloa, socio fundador de SoC-e y profesor del Departamento de Tecnología Electrónica de la UPV/EHU, “la colaboración con una empresa de base tecnológica te ayuda a fortalecer tus líneas de investigación a medio y a largo plazo”.

Armando también opina que estas colaboraciones le permiten “enriquecer la docencia con casos prácticos de interés para el alumnado” e, incluso, “reconocer las tecnologías que van a ser disruptoras cuando esos alumnos se incorporen al mercado de trabajo”. Además, considera que existe una cierta satisfacción al ver que “esa empresa va creciendo, incorporando personal que se ha formado en la propia UPV/EHU y que pasa a participar en proyectos internacionales y tecnológicamente punteros”.

Contacto Documentación

Buscar

Fechas importantes