Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

  • Enviar vía mail 
  • Compartir en Facebook 
  • Compartir en Twitter 
  • Compartir en Meneame 
  • Compartir en Delicious   

Informes periciales: transferencia de conocimiento al ámbito jurídico

19/12/2016

Norberto López de LacalleNorberto López de Lacalle es Catedrático del Departamento de Ingeniería Mecánica de la UPV/EHU y lleva más de 20 años realizando informes periciales para casos relacionados con el ámbito industrial.

Los informes periciales son documentos redactados por un experto con el objetivo de servir como pruebas en un juicio. Cada vez que dos partes litigan sobre un tema con fuerte componente técnico, una de las pruebas estrella que manejan jueces, fiscales y abogados son los informes periciales. Su objetivo es explicar las cuestiones más técnicas del caso de una manera que las distintas partes, que no tienen por que tener dichos conocimientos especializados, puedan comprender. Los peritos son compensados económicamente por el tiempo dedicado a la redacción de los informes y, en algunos ámbitos, existen peritos profesionales.

Los profesores universitarios son muy apreciados como peritos por varios motivos. En primer lugar, su trabajo principal no es éste y, por lo tanto, su sustento económico no depende de ello, lo que les confiere un grado mayor de credibilidad. En segundo lugar, aportan un conocimiento profundo sobre el campo técnico y una gran capacidad didáctica para hacer comprensible el problema. Y en tercer lugar, son capaces de emitir informes sobre temas complejos o sobre los que no existen estándares previos.

Muchos informes periciales tienen que ver con patentes o cuestiones industriales, pero los abogados y los juzgados acuden a la universidad en busca de todo tipo de pruebas periciales. “Hace poco,” señalaba Aitziber Conde de la Fundación Euskoiker, “tuvimos una solicitud de información desde el ámbito de la zoología y la biología celular para emitir un informe con respecto a la identificación de artrópodos asociados a mobiliario en un domicilio particular.” Prácticamente cualquier área de conocimiento podría ser susceptible de informe pericial, aunque es cierto que algunas son más frecuentes que otras.

A través de la Fundación Euskoiker, un profesor de la UPV/EHU puede redactar este tipo de informes del mismo modo que realiza otras actividades de transferencia de conocimiento. El cliente puede ser una empresa o un particular que encarga un informe sobre un tema concreto para usarlo como prueba en un juicio. A continuación, responderemos a alguna de las preguntas frecuentes en torno a esta actividad.

¿Qué tipos de informes periciales existen?

Algunos ámbitos, como en el ámbito de la valoración del daño corporal, por ejemplo, el peritaje está completamente profesionalizado y estandarizado. Existen una serie de tablas, por lo que tiene mucho sentido recurrir a un experto universitario para obtener un informe. Los peritajes que llegan a la universidad son normalmente casos complejos o muy específicos para los que no hay un estándar previo.

Norberto López de Lacalle, Catedrático del Departamento de Ingeniería Mecánica, nos contó que en el ámbito industrial “la mayor parte de los informes periciales se pueden clasificar en cuatro grupos: informes relativos a cumplimiento, incumplimiento o validez de patentes, relativos incumplimientos en los requisitos de una determinada maquinaria que se ha suministrado, relativos al cumplimiento de normativas legales y un cuarto grupo que podríamos denominar ingeniería forense o esclarecimiento de siniestros”.

De entre esos grupos, los informes más comunes tienen que ver con patentes y propiedad industrial. Una patente es un conjunto de derechos exclusivos concedidos por un Estado al inventor de un nuevo producto o tecnología a cambio de la divulgación de la invención. Las patentes normalmente especifican un periodo limitado en el que ofrecen la explotación comercial exclusiva al titular. Se pueden producir litigios porque el titular de una patente considera que sus derechos están siendo vulnerados o, al revés, una empresa que quiera hacer uso de una patente en vigor puede intentar demostrar que esa patente no es válida o que su proceso productivo no ha hecho uso de la patente.

Para que una patente sea protegible por ley tiene que ser nueva con respecto al estado del arte y tiene que tener actividad inventiva, es decir, no ser completamente evidente para un técnico medio del campo. Normalmente los informes periciales relativos a patentes atacan o defienden alguno de estos dos puntos.

Francisco PalaciosFrancisco Palacios es Catedrático de Química Orgánica I de la Facultad de Farmacia de la UPV/EHU y ha participado en numerosos juicios como como testigo experto en el ámbito de las patentes farmaceúticas. 

El conflicto en relación a patentes en muy habitual también en el ámbito farmacéutico. “Un conflicto frecuente suele producirse entre empresas farmacéuticas innovadoras y productores de genéricos”, apuntaba Francisco Javier Palacios, Catedrático de Química Orgánica I de la Facultad de Farmacia. “Las primeras dedican un importante esfuerzo a investigar nuevos fármacos e intentan proteger su inversión con patentes. Es frecuente que esta

s empresas soliciten informes que demuestren que se está infringiendo una de sus patentes o que tengan que defender que su patente es válida ante alguien que quiere usar un proceso similar. Por otro lado, los productores de genéricos también encargan informes tratando de demostrar que una patente está mal descrita, que no es válida, o que no se aplica su ámbito de protección en un caso concreto, con el objeto de que sea revocada.”

Otro gran tipo de informes en el ámbito industrial tiene que ver con el cumplimiento de los requerimientos de la maquinaria. Se le puede pedir a perito que determine si una determinada máquina cumple con los requisitos que describía el pedido. La partes implicadas suelen ser la empresa vendedora y la empresa compradora, y lo que trata de dirimirse es la responsabilidad económica cuando una máquina no cumple con lo que se esperaba.

Por otro lado, también hay una serie de informes relativos a la normativa legal que regula la no exportación de conocimiento sensible o máquinas que puedan tener un doble uso (industrial y militar) a países con embargo en relación a la normativa comunitaria (Irán, Rusia y Corea del Norte).

Finalmente, un último tipo de informes tendría que ver con el esclarecimiento de siniestros en el ámbito industrial. Cuando por ejemplo una grúa se cae o hay algún otro tipo de accidente y es necesario determinar responsabilidades, se producen juicios para determinar quien paga los daños. La culpa podría ser de diseño del aparato, de un mantenimiento deficiente o de una manipulación deficiente, entre otras explicaciones. Normalmente, cada parte en el juicio contrata a un perito para que defienda su postura. “Este es un tipo de informes que se denominan de ingeniería forense porque se intenta reconstruir lo sucedido a partir de las pruebas de las que se dispone,” comentaba Norberto.

El esclarecimiento de siniestros es también habitual en el ámbito marítimo. Cuando se produce un abordaje (una colisión entre barcos), una colisión con el muelle o se cae parte de la carga, por ejemplo, es habitual que se produzcan juicios para determinar responsabilidades. “Normalmente los casos en los que piden un perito universitario no son sencillos,” apuntaba Fernando Cayuela, Capitán de la Marina Mercante y profesor de la Escuela de Náutica de Portugalete. “Hay muchas empresas y peritos profesionales en este ámbito, por lo que si un caso llega a la universidad normalmente se trata de un caso complejo.” En este ámbito existe además la CIAIM (Comisión de Investigación en Accidentes e Incidentes Marítimos), un órgano colegiado dependiente del Ministerio de Fomento que investiga de oficio los accidentes marítimos muy graves o aquellos de los que se pueda extraer una enseñanza. No obstante, en ocasiones alguna de las partes no está de acuerdo con las conclusiones de la comisión y contrata su propio perito.

Aunque estos son los tipos de informe pericial más comunes en los ámbitos industrial, farmacéutico y marítimo, existen otro tipo de peritajes más relativos a procesos comerciales, la protección de marca, el marketing… o incluso casos relativos al ámbito de la Zoología, como hemos comentado.

¿Qué requisitos tiene que cumplir un perito?

Según lo explicaba Norberto, los tres requisitos básicos para ser un perito son “conocimiento profundo del campo de la técnica, imparcialidad y capacidad de síntesis”. El conocimiento profundo es el requisito básico, puesto que lo que se le está pidiendo es que analice una situación desde la perspectiva técnica.

Además, la imparcialidad es fundamental porque la ley exige que el perito se ajuste a la verdad incluso si es en contra de la parte que paga el informe. “En la práctica,” nos contaba Norberto, “lo normal es que si vas a emitir un informe contrario a los intereses de la parte que lo paga, se lo hagas saber y simplemente rechaces el trabajo.”

Finalmente, la capacidad de síntesis es importante porque el informe debe ser lo breve y claro que permita la complejidad del asunto. Norberto apuntaba que, en su ámbito (industrial), “solo uno de cada cinco informes periciales requieren que después el perito declare en el juicio, pero si lo hace debe ser capaz de ser breve y explicar muy claramente el asunto que se le pide para que lo entiendan jueces y abogados.”

Fernando CayuelaFernando Cayuela es Capitán de la Marina Mercante y Doctor en Naútica y Transporte Marítimo. Recibe de manera ocasional solicitudes para emitir informes periciales con respecto a abordajes de barcos y otros siniestros marítimos."

Francisco Palacios añadía que, en su ámbito (farmacéutico), “es frecuente que el perito tenga que declarar en el juicio y, por lo tanto, cobra gran importancia la capacidad de síntesis y de expresarse oralmente de manera muy didáctica para abogados y jueces. Del mismo modo, el perito debe ser capaz de proyectar una imagen de profesionalidad y seriedad.”

Fernando Cayuela nos comentaba que en el ámbito marítimo “aunque no existen requisitos obligatorios, ser Capitán de la Marina Mercante aporta un extra de credibilidad porque garantiza que tienes una cantidad importante de horas embarcado y eso dice mucho del criterio que puedes tener para emitir informes sobre siniestros de barcos.“ Por lo tanto, cada campo de conocimiento puede tener requisitos específicos pero “lo más importante,” apuntaba Fernando,  “es que el perito tenga interés por el campo y esté continuamente formándose en él. Eso, y que tenga sentido común para aplicar esos conocimientos.”

¿Qué se espera de un perito?

En primer lugar, se espera que el perito redacte un informe muy claro y fácil de comprender por parte de abogados y jueces.

En segundo lugar, el perito tendrá que declarar en el juicio en algunos casos. Se espera que defienda su informe y lo explique para abogados y jueces. “A pesar de que sea un juicio, no se trata de ponerse nervioso,” apuntaba Norberto, “porque el perito no es un imputado. Simplemente tiene que encargarse de explicar claramente lo que ha escrito en el informe y responder a las preguntas que se le hagan.”

El abogado de la parte contraria intentará después desacreditar o bien el informe o bien al perito en sí. El perito debe permanecer calmado y defender la postura que ha desarrollado en el informe.

Normalmente, en el contrato de peritaje se acuerda un pago por el informe en sí y otra cantidad por la asistencia al juicio (incluyendo desplazamiento, dietas y lo que corresponda) en caso de que el perito finalmente tenga que declarar en el juicio.

¿Qué beneficios trae realizar peritajes?

En primer lugar, son proyectos de transferencia de conocimiento y se valoran como tales en distintas convocatorias competitivas.

En segundo lugar, se remuneran económicamente dependiendo del tipo de informe y su complejidad. En algunos ámbitos, los peritajes están mejor pagados que en otros pero en general cuando se acude a la universidad el caso no es fácil y, por tanto, la remuneración tampoco puede ser baja.

En tercer lugar, los profesores entrevistados apuntaban al efecto positivo que ha tenido sobre su propio desarrollo personal. “Cuando tengo que redactar una patente sobre mi investigación,” señalaba Norberto, “tengo una experiencia real de cómo se defienden realmente estas patentes en los juicios. El modo en que redacto las patentes ahora no tiene nada que ver con cómo lo hacía antes de entrar en este mundo.”

Realizar informes periciales “me ayuda a seguir lo que ocurre en la industria farmacéutica, lo que me permite ampliar horizontes profesionales más allá de la docencia y la investigación” apuntaba Francisco, “y también me ha dado mucho conocimiento sobre el mundo de las patentes y como funcionan en la práctica.”

Por su parte, Fernando explicaba: “me permite continuar en contacto con el mundo marítimo y me impulsa a seguir aprendiendo y vigilando las últimas tendencias. Además, es muy entretenido.”

Contacto Documentación

Buscar

Fechas importantes